Elogio a la periferia: fotografía.

La periferia y la fertilidad. Esa fertilidad que, en parte, recogemos en estas fotos, en nuestros suspiros, en nuestras huellas, fertilidad cultivada y autoconstruida por esa clase obrera que se ganó sus pensiones, sus letras de pisos con aluminosis ya pagados como las carreras de sus hijos y los bancos del parque. Esa clase obrera de los valleses que cultivan rincones verdes. HUERTOS URBANOS se dicen ahora. Pero que mucho antes habían sido mal recibidos, podemos recordar (y aún hoy se ven), huertos arrasados por las máquinas del progreso. Hoy se recogen aquí, en estas fotos, visibles en parte en:

-PAU FAUSELENA MÁRQUEZ y Javier y Marta.

aunque los  huertos visibles desde cualquier vía de tren, salida de autopista, rotondas, rondas, etc. Tengo y TENEMOS la suerte de encontrarlos reunidos en una exposición colectiva, de nuevo en:

EL PARC SANDARU (Barcelona, Parada tren o metro Arc de Triomf, carrer Nàpols)

Verde y gris, comisuras urbanas, restos, espacios para la ciudad o… como pudiera escribir Javier Pérez Andújar: lugares donde la clase obrera descansa para dejar su esqueleto entre los salarios y el consumo de mirar el centro de la gran Barcelona. Pero, mientras en esta periferia de descanso y tardes de bar y fútbol, parques de vallas y paseos de alcaldes y alcaldesas saludantes. (buen día, vecino -y votante-). Entre ese trozo de mapa, donde se acumula la clase obrera o la población activa, los estudiantes que algún día traeran artículos de investigación al PIB de ese conocimiento que se fuga de esta España, aún fértil.

Acerca de Raquel Jiménez

Mi vida creció en un huerto y en un pueblo humilde. Hija de obreros inmigrantes. Testigo de la lucha política de base que ellos hicieron. Gracias a ellos heredo unos estudios, una experiencia, escucho, leo, opino, aprendo,... me atrevo. Y escribo: para que me lean y para que me enriquezcan. La vida está llena de logros y sueños por construir, derechos por defender y por recuperar. Enamorada de las letras de Manuel Delgado, de los dibujos de Miguel Brieva, de la buena música, de la biodiversidad y la eficiencia, de las redes de intercambio de conocimientos. Emprendí un camino de vuelta a los huertos rebeldes. Porque desde ahí se ve lo que a la ciudad le falta. Sirva este blog de homenaje, dignificación, reconocimiento y punto de encuentro. Estáis invitadas. BIENVENIDAS.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s